La amenaza de la Xylella fastidiosa en Madrid

La amenaza de la Xylella fastidiosa en Madrid

Uno de los fitopatógenos que ha despertado más alarma en los últimos años tanto en nuestro país como en toda Europa es la Xylella fastidiosa. Se trata de una bacteria procedente de América y caracterizada por su voracidad y rapidez de propagación. Plantea grandes dificultades a los especialistas en tratamientos herbicidas y preocupa sobre todo por su predilección por varias especies vegetales de gran importancia en el sector agrícola, como la vid, el almendro o especialmente el olivo, con efectos que varían en función de las distintas cepas del microorganismo. En 2018 se ha detectado por primera vez su presencia en Madrid, por lo que procede mantener una atención intensa.

Tras haber sido localizada en años anteriores en puntos de Baleares y Alicante, fue en abril cuando se encontró un foco de Xylella fastidiosa en un olivo de una finca del término municipal de Villarejo de Salvanés. Dado su potencial destructivo, las autoridades autonómicas hubieron de actuar con celeridad y contundencia siguiendo el protocolo fijado, y es que la tala preventiva en un radio de al menos 100 metros respecto a cualquier árbol infectado se considera la única medida eficaz de prevención contra esta plaga, a la cual se suma después la aplicación de herbicidas en la superficie afectada, por 500 metros a la redonda.

Si bien dentro del territorio madrileño los problemas que puede plantear la Xylella fastidiosa no son en términos relativos tan graves, la preocupación fehaciente es una posible propagación, por ejemplo, hacia el sur, que ponga en jaque a los olivares andaluces. Y es que la situación más grave registrada hasta ahora en Europa es la de Italia, donde las talas han afectado a más de un millón de olivos en los últimos años.

Se trata de evitar que su presencia se descontrole del todo en el continente y termine convirtiéndose en un problema recurrente como sucede en los viñedos californianos. Como no podría ser de otra forma, desde Coinve insistimos en la importancia de mantener un riguroso control de vegetación y de reportar cualquier anomalía que pueda estar vinculada a la presencia de una plaga fitosanitaria.

Sin comentarios

Publicar un comentario