¿Cómo se comportan las plagas con la llegada del frío?

¿Cómo se comportan las plagas con la llegada del frío?

¿Eres de los que cree que con la llegada del crudo invierno las plagas de insectos tienden a desaparecer? Coinve somos una empresa especializada en fumigaciones en Madrid y queremos aprovechar este post para hablaros de cómo les afectan los cambios de temperatura a los pequeños invasores. Lo cierto es que al igual que nosotros, las moscas, mosquitos, pulgas y garrapatas se valen de sus propios recursos para adaptarse al frío. No desaparecen con las bajas temperaturas, sino todo lo contrario.

Si para combatir las heladas recurrimos a la mantita del sofá y nos enfundamos en nuestros calentitos pijamas, las plagas hacen lo propio, buscando refugio en pequeños rincones de uno de nuestros lugares preferidos en esta época del año. Hablamos de nuestra casa.

Ese ambiente de calidez y confort que conseguimos crear en nuestra vivienda resulta muy atractivo para los insectos. El problema viene cuando queremos echarlos. Se convierten en esos compañeros de piso indeseados que ensucian la casa y nos molestan. Pequeños invasores con patas y alas que pueden resultar muy peligrosos si no se pone remedio a tiempo.

¿Cómo recuperar nuestro dulce hogar?

Lo más importante es cerrar cualquier acceso al interior de nuestra vivienda. Asegúrate de que no has dejado ningún resquicio de la casa por revisar. ¿Has sellado puertas y ventanas? El orden y la limpieza son otros dos aspectos claves que debemos seguir a rajatabla. ¿Por qué? Cuantos menos desperdicios y residuos acumulemos las probabilidades de recibir una de esas visitas incómodas se reducirán.

Desde Coinve recomendamos a nuestros usuarios no bajar la guardia. Hay que estar siempre en alerta y en el primer momento en el que se detecte la presencia de plagas en el hogar contactar con expertos en fumigaciones y control de plagas en Madrid.

Plagas de invierno

Las cucarachas y los roedores ocupan el primer y segundo puesto de ese ranking de pequeños invasores. Son, sin duda, quienes mejor se adaptan al medio, independientemente de la temperatura. Sigilosamente se acercan al calor de las estufas y chimeneas y se resguardan del frío en los techos y tuberías. Una vez allí, aprovechan las condiciones óptimas de esas dependencias para anidar y reproducirse.

Si consigues resolver el problema en invierno, evitarás que la plaga adquiera dimensiones mayores con la llegada del buen tiempo. Si deseas ampliar la información, en Coinve encontrarás a un gran aliado.

Sin comentarios

Publicar un comentario