Especies invasoras de roedores en España

Especies invasoras de roedores en España

En muchas ocasiones, las plagas de insectos o roedores están tan extendidas que no queda más remedio que fumigar en Madrid o en los puntos donde aparezcan. En el caso de este nuevo post vamos a ocuparnos de las especies invasoras de roedores más frecuentes que a día de hoy azotan España.

Si has leído con atención nuestras anteriores publicaciones, serás plenamente consciente de que los roedores inciden muy negativamente sobre la salubridad pública. Sus efectos nocivos se manifiestan también en la industria alimentaria, el sector agrícola y en la integridad de los ecosistemas. Al pensar en roedores, puede que los primeros que se nos vengan a la cabeza sean las ratas. Tanto la rata gris (Rattus norvegicus) como la rata negra (R. rattus). A ellas se suma el ratón común (Mus musculus) y el topillo campesino (Microtus arvalis).  Sin embargo, a esta lista están empezando a sumarse otros nombres que en Coinve tenemos muy en cuenta. Entre ellos, el del coipú (Myocastor coypus), animal originario de Argentina y cuya imagen ilustra nuestro post. Ha logrado llegar hasta algunas zonas del sur de Francia y el norte de España gracias a que algunos ejemplares se escapan de las plantas de la industria peletera. A día de hoy, existen pequeños núcleos aislados de coipús en Cataluña, Guipúzcoa, Navarra y Cantabria. Este gran roedor destaca por su rabo largo y sus extremidades posteriores palmeadas, para poner vivir en un medio semiacuático. Su cabeza recuerda a la del castor. Se alimenta de hierbas, raíces, frutos silvestres y agrícolas.

En el caso de la rata almizclera (Ondatra zibethicus), especie originaria de América del Norte, también se usa para la producción de pieles. Por eso ha llegado al medio natural del mismo modo que el coipú. En la Península Ibérica todavía no hay poblaciones establecidas pero sí algunos ejemplares puntuales en País Vasco y Navarra, procedentes de Francia. Es un roedor robusto cuya cola mide lo mismo que el resto del cuerpo. Como el coipú, vive en ambientes húmedos como las riberas de ríos y los pantanos. Ambos forman parte del Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras y, si se da el caso, pueden ser catalogadas como plaga.

Sin comentarios

Publicar un comentario