Avispas: mejor evita su picadura

Avispas: mejor evita su picadura

Son muchas las personas que asustadas acuden a profesionales para fumigar avispas en diferentes espacios, tenemos claro que hay que convivir con ellas, pero cuanto más lejos mejor.

Avispas y avispas asiáticas

No son pocas las veces que el susto se convierte en pavor si además se confunden con la avispa asiática. Su agresividad hacia cualquier ser vivo la hace merecedora de esa mala fama que la precede.

Es importante saber diferenciarlas de una avispa común. En primer lugar son más grandes llegando a alcanzar hasta los 3 centímetros y medio, su cabeza es negra, el cuerpo amarillo y rojizo, y, exhibe además una línea amarilla en el abdomen y en el extremo de sus patas.

Una vez que más o menos sabemos diferenciar una avispa común de una avispa asiática tenemos que decir, que aunque lo que seguramente nos encontremos sea la primera eso no quiere decir que sea aconsejable exponerse a sus picaduras, máxime si es un enjambre.

Qué hacer y qué no hacer

Lo primero que debemos hacer es no acercarnos al avispero, sobre todo si conocemos si somos alérgicos a su veneno, si se sienten amenazadas no dudarán en atacar y picar, esto de los avisperos solo para profesionales.

Es importante olvidarse de esos consejos tan habituales que corren de boca en boca como pulverizar limón, colocar hojas de eucalipto o apostar por el vinagre. Seguro que conocemos a alguien que le ha funcionado, pero, seguro que a otros muchos no. ¿Para qué vamos a poner en riesgo nuestra seguridad?

Las picaduras de avispas, si no somos alérgicos, no tienen por qué ser muy graves o mortales, como se oye por ahí cada verano, pero si que son muy molestas, dolorosas y no son cosa de unas horas, tardan días en desaparecer.

Es interesante que, si sufrimos una picadura de avispa limpiemos bien la zona con agua y jabón para que esté desinfectada y aplicar hielo o compresas frías para bajar la inflamación, si hubiera complicaciones lo mejor es acudir al médico o por lo menos a la farmacia.

Desde Coinve siempre advertimos que la mejor manera de evitar picaduras es contactar con los profesionales que saben realmente como se debe fumigar las avispas para no correr ningún riesgo. Elegir remedios caseros o envalentonarse y hacerlo por nuestra cuenta no es para nada aconsejable.

Sin comentarios

Publicar un comentario