desbroce de parcelas Tag

A menudo, nos lamentamos de la aparición de incendios llegado el verano, pero de todos es sabido que una tarea como el desbroce de parcelas bastaría para evitar un mal mayor. Siempre es bueno eliminar las malas hierbas, lo que ocurre es que no todo el mundo sabe cómo hacerlo ni cuenta con el equipamiento para realizar este trabajo de la forma más adecuada. Las dimensiones y características del terreno, la falta de tiempo y el tipo de vegetación que en él se forman son un hándicap que lleva a muchos de nuestros clientes a decantarse por la contratación de nuestra empresa especializada.

Debes saber que hay que conocer bien cómo hacer una labor como la de limpiar terrenos y es muy importante tener las herramientas manuales o mecánicas idóneas. Por eso, es tan importante recurrir a profesionales en el control de vegetación como los nuestros.

La procesionaria del pino es una de las plagas más frecuentes en las zonas del litoral mediterráneo, muy habitual en determinadas áreas como espacios naturales, parques, jardines privados, etc. Se da muy especialmente en aquellos lugares en los que hay determinadas especie de pino, como canario, carrasco, laricio, silvestre, piñonero y pinaster. Para el sector de la maquinaria desbroce de parcelas en ocasiones supone un importante problema.

Nos pasamos todo el año soñando con el verano. Llega el buen tiempo, los días son más largos y aprovechamos para hacer un sinfín de actividades como pasar jornadas en la playa o en la piscina. Esta estación es sinónimo de helados cuando el calor aprieta, de atardeceres en buena compañía y de vacaciones. Pero, también tiene otra vertiente que no es tan positiva. Las elevadas temperaturas y la sequía favorecen la aparición de incendios forestales. En nuestra empresa, especializada en el desbroce de parcelas, sabemos bien que hay otra cuestión que interviene en esta ecuación. Las lluvias de la primavera favorecen el crecimiento de la vegetación y las malas hierbas que fomentan la expansión del fuego en caso de incendio.