desbroce parcelas Tag

La procesionaria del pino es una de las plagas más frecuentes en las zonas del litoral mediterráneo, muy habitual en determinadas áreas como espacios naturales, parques, jardines privados, etc. Se da muy especialmente en aquellos lugares en los que hay determinadas especie de pino, como canario, carrasco, laricio, silvestre, piñonero y pinaster. Para el sector de la maquinaria desbroce de parcelas en ocasiones supone un importante problema.

 En la época de podas es habitual que muchas personas decidan acometer este tipo de tareas por su cuenta. Lo cierto es que esta actividad no es tan sencilla como parece, motivo por el cual lo más adecuado será contratar un servicio profesional de podas en Madrid o en cualquier otro lugar. No todos los árboles son iguales y las tareas de poda pueden cambiar notablemente en cada caso. De hecho, queremos aprovechar esta entrada para repasar algunas cuestiones relevantes sobre las podas.

Las temperaturas comienzan a subir, es el preludio al verano, y con la llegada del calor se incrementa el riesgo de incendios. Muchos Ayuntamientos recuerdan a sus vecinos la necesidad de desbrozar sus fincas y parcelas, independientemente de si se encuentran en zonas urbanas o rústicas. Muchos son los municipios que han declarado obligatoria la limpieza y el mantenimiento de estos espacios, siendo necesaria la retirada de residuos para garantizar las condiciones mínimas de salubridad e higiene. Como ya hemos visto en anteriores entradas, el desbroce es una tardea esencial, tras la cual podemos aplicar tratamientos herbicidas para mantener la parcela limpia durante más tiempo.
La vegetación es pasto para las llamas cuando se declara un incendio, actúa como material combustible facilitando la expansión del fuego. El desbroce de parcelas, bosques, caminos y vías férreas es fundamental para la prevención y control de incendios. Cada año el fuego destroza altos porcentajes de masa forestal y supone un riesgo para las poblaciones cercanas al foco del incendio.